ROBO Y PERSECUCIÓN EN SAN TELMO

ROBO Y PERSECUCIÓN EN SAN TELMO

La tranquilidad de los argentinos en la noche de Buenos Aires se torna cada vez más difícil. Esta vez, dos personas robaron anoche un auto en el barrio porteño de San Telmo, y como si la escena estuviese montada en una nueva película de la saga “Rapido Y Furioso”, comenzó una persecución que finalizó con un accidente de tránsito.

El suceso comenzó cerca de las 21 horas, cuando un hombre llegando a su casa, fue sorprendido por una pareja quienes le sustrajeron su Volkswagen Bora de color negro.

A raíz de la denuncia de la víctima, la Polícia de la Ciudad, con ayuda de las cámaras de monitoreo, observó que el vehículo circulaba por la Avenida Amancio Acorta, en cercanías con el estadio del Club Huracán, en el barrio porteño de Parque Patricios.

A partir de allí, se inició una persecución donde los malvivientes respondieron con disparos ante el pedido de los uniformes de detener la marcha y descender del automóvil.

Tras perderlos de vista, se emitió el alerta nuevamente, sumando a efectivos de varias jurisdicciones quienes lograron dar nuevamente con el paradero del vehículo robado.

Ante la presencia otra vez de los policías, la pareja de delincuentes intentó escapar del lugar pero fueron detenidos en la intersección de la Avenida Entre Ríos y Carlos Calvo.

Allí el Volkswagen Bora chocó contra un Honda Fit y, tras un breve intercambio de disparos con los oficiales, fueron detenidos sus tripulantes. La mujer fue detenida en el lugar mientras que el conductor, tuvo un fugaz intento de escape a pie, pero fue apresado a unos metros del choque.

Muchos hechos delictivos finalizan llevándose vidas inocentes, y aún más con persecuciones a gran velocidad como la ocurrida en este caso. Pero para fortuna de la mujer de nacionalidad canadiense que manejaba el vehículo que recibió el impacto, la dama solo sufrió politraumatismos a causa del golpe y el trompo que dió su vehículo, pero pudo ser atendida por la ambulancia del SAME que se acercó al lugar de los hechos, sin necesidad de asistir a un centro médico para mayor control.

La causa quedó radicada en el Juzgado Criminal y Correccional N° 61, a cargo del fiscal Edmundo Rabbione.

Deja una respuesta