SE LEVANTAN RESTRICCIONES EN LA CIUDAD

SE LEVANTAN RESTRICCIONES EN LA CIUDAD

En el marco de los avances de la vacunación, la caída de casos de coronavirus y de manera paulatina lograr un regreso a la normalidad pre-pandemia, el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta decretó ayer cambios favorables para todas las personas que vivir o utilizan la Ciudad de Buenos Aires.

A través de una conferencia de prensa que participaron muchos de los funcionarios porteños, entre ellos el jefe de Gabinete, Felipe Miguel; el ministro de Salud, Fernán Quirós y el secretario de Transporte y Obras Públicas, Juan José Méndez; se levantaron varias restricciones que llevan de a poco la vuelta a la normalidad en la ciudad.

Según detalló Larreta, los datos de la situación sanitaria en la capital “son alentadores” y muestran que el promedio de contagios diario durante la última semana bajó a 220. De esta manera se decidió avanzar con el quite de las restricciones y cada vez estar más cerca de volver a la rutina diaria que los argentinos teníamos antes de la pandemia.

En el ámbito del transporte público, todos los usuarios pueden viajar sin excepciones desde finales del mes pasado, aunque se mantiene el límite de capacidad que puede haber de personas en cada unidad de transporte.

Además en las últimas semanas, el gobierno comandado por Larreta, había habilitado las últimas diez estaciones de subterráneo que se encontraban cerradas como medidas de restricción en la pandemia.

Uno de los cambios más importantes surge en los ámbitos que la gente utiliza como paseo o momento de disfrute familiar. A partir de hoy la gastronomía y los shoppings de compras, no tendrán más restricciones de cantidad de personas. De esta manera, los restaurantes podrán utilizar sus mesas de manera completa en el interior del local y los shoppings podrán tener una mayor visita de la gente.

En cuanto a los eventos masivos al aire libre, podrán tener un máximo de público de 4000 personas, superando las 2500 que estaban habilitadas hasta ayer. Esto ocurrirá siempre y cuando el espacio donde se lleve a cabo el evento permita respetar el protocolo de 1 persona cada 2 metros cuadrados. Mientras tanto que los eventos que se realicen en espacios cerrados, la capacidad máxima aumenta también a 4.000 personas pero siempre que esa cantidad no supere la ocupación del 70% del lugar donde se realiza.

Por último y en una época con buen clima de tiempo y la cercanía del verano, que invitan a la gente a vacacionar en muchas bellezas turísticas que posee nuestro país, la Ciudad no va a solicitar más el testeo al volver de un viaje dentro del país.

Deja una respuesta