Un ladrón fue interceptado y baleado por la policía en Palermo

Un ladrón fue interceptado y baleado por la policía en Palermo

Robó una zapatería, y al salir del negocio se encontró rodeado de patrullas. Tomó de rehén a una empleada y un policía le disparó. El delincuente se encuentra estable, y el policía que disparó permanece detenido.

En el día de ayer, a las 20:00 aproximadamente, un ladrón ingresó a un local de zapatos, ubicado en la calle Armenia 1700, que se encontraba cerrando sus puertas para robar las recaudaciones del día. Un vecino que observó la situación llamó rápidamente a la policía, que en cuestión de minutos rodeó el negocio.

El delincuente decidió agarrar a una de las empleadas de la zapatería y utilizarla de rehén. Al salir del negocio con la chica entre sus brazos y un arma en sus manos, el asaltante fue herido por un policía, quien efectuó seis disparos. Dos de ellos impactaron en el ladrón, uno en su abdomen y el otro en su pierna derecha. Mientras que los cuatro restantes traspasaron la vidriera del local y finalizaron en la caja registradora.

Una vez retenido el delincuente, los policías pudieron detectar que el arma que llevaba en su mano era una réplica.  

El asaltante fue rápidamente trasladado al Hospital Fernández.  Actualmente se encuentra estable y en observación. Mientras que el agente que ejecutó los disparos continúa detenido desde el momento del hecho. Hoy por la tarde se llevará a cabo la audiencia para saber si el policía debe ser encarcelado o si proseguirá en libertad.

Hasta el momento se entiende que el ladrón había robado, minutos antes, a una señora en la Plaza Serrano. Mientras escapaba, observó que el local estaba cerrando y no había ningún cliente dentro, entonces decidió asaltarlo. Igualmente estas reconstrucciones policiales deben ser examinadas y comprobadas por la Justicia.

Todavía no trascendió la identidad del delincuente, pero lo que sí se sabe es que no fueron sus primeros actos delictivos. Este hombre cuenta con 6 antecedentes, uno de ellos en el 2017 por robo y resistencia a la autoridad. Otros tres fueron en el 2019, por lesiones leves y amenazas. Mientras que los últimos dos fueron el año pasado, ambos por robo. En todas ellas quedó libre rápidamente.

Deja una respuesta