El magistrado ordenó que las familias situadas en el terreno ferroviario sean “retirada pacíficamente”

El magistrado ordenó que las familias situadas en el terreno ferroviario sean “retirada pacíficamente”

Desde el día jueves más de 80 familias se encuentran ocupando un terreno ferroviario, con carpas y casillas armadas muy precariamente. El magistrado ordenó ayer que esta gente sea “retirada de manera pacífica y sin la utilización de la violencia” del lugar.

Nahuel Arrieta, quien fue elegido en la asamblea como el vocero de la toma, explicó la razón por la que decidieron ocupar este sitio; “tenemos una necesidad real, consecuencia de la crisis habitacional que invade a la Ciudad y que crece en los barrios populares, como acá en la 21-24”, fueron las palabras del joven.

Luego el llamado “vocero de la toma”, agregó: “Más de 35 años este terreno estuvo abandonado y ahora hay familias del barrio. Hay madres solas con sus hijos que no pueden pagar más los alquileres de 15 mil pesos, por una pieza diminuta en la que no entran”.

“Cuando decimos que nos matan de pobreza queremos decir que no solamente hay hambre. También nos puede matar un tren o podemos enfermarnos por no tener una vivienda digna” , aseguró Nahuel Arrieta, haciendo referencia al caso de la joven llamada Luján Sofía López, que murió la semana pasada atropellada por el tren, que circula por las vías situadas al costado del Barrio.

Arrieta, finalizó manifestando “yo nací y me crié acá y nunca hubo nada, siempre fue un baldío… no hay ningún partido político ni militamos en ninguna organización”.

El predio ocupado es de ADIF (Trenes argentinos de infraestructura), y ellos aseguraron que en ese lugar será utilizado por IVC y AySA, para construir una obra de agua potable. Los vecinos afirman que eso es mentira, y que nunca fueron advertidos de dicha construcción.

Deja una respuesta