Persecución y tiroteo en Avellaneda

Persecución y tiroteo en Avellaneda

La calle cada día está más peligroso y la gente teme ser robada cada vez que sale de su casa. Esta vez, un hombre de 60 años y un supermercado fueron víctimas de un raid delictivo que ocurrió anoche en la zona sur del Gran Buenos Aires.

 
El hecho comenzó en horas de la tarde cuando la Comisaría 4ta de Avellaneda fue alertada sobre el robo de un vehículo Citroen C3 Picasso en las esquinas de las calles José Martín De La Serna y General Paunero, en la localidad bonaerense de Gerli, ciudad que se reparte entre los partidos de Lanús y Avellaneda.


Todo se inició cuando el auto fue abordado por tres delincuentes, uno de ellos menor de edad, que obligaron al dueño, un hombre de 60 años, a bajarse del vehículo con el cual comenzaron la huida. Además los malvivientes abandonaron en el lugar de los hechos, un vehículo Volkswagen Country que poseía un pedido de captura por robo desde el pasado lunes.

  
Pero el día delectivo no se terminaría ahí y los delincuentes querían más. A tan solo 30 cuadras del primer hecho, ingresaron a robar un supermercado en las intersecciones de Camino General Belgrano y Centenario Uruguayo en la localidad de Villa Domínico, también del partido de Avellaneda.


Tras este hecho, la policía que ya se encontraba buscando el automóvil robado, dio con la banda de delincuentes en las cercanías del Cementerio de Avellaneda y allí comenzó una persecución a alta velocidad.

 
La misma se extendió durante 20 cuadras y al llegar a la esquina de Comodoro Rivadavia y Pasaje Rodolfo Sarrat, en la localidad de Sarandí, los sujetos perdieron el control del vehículo al cruzar una cuneta que debido a la velocidad con la que circulaban, volcaron en medio de la calle. El auto logró estabilizarse, los ladrones descendieron y huyeron corriendo mientras disparaban contra los uniformados.

Tan solo unos minutos después y con el apoyo de otros patrulleros, la policía logró detener a los tres asaltantes. A dos, se los detuvo en el momento que se colgaban por una reja para ingresar a ocultarse en una casa, mientras que el restante fue detenido unas cuadras más adelante.

Según lo indicado por la fuerza de seguridad, los apresados son dos hombres de 25 y 24 años y un joven de 17 años, quienes además presentaban ciertos traumatismos a causa del vuelco del auto robado en el que circulaban.

Ante la presencia de un delincuente menor de edad, la causa quedó a cargo de la Fiscalía de Responsabilidad Penal Juvenil del Departamento Judicial Avellaneda – Lanús y podría caberles una condena entre cinco y quince años de prisión.

Deja una respuesta