Ciudad de la furia – Por: Cecilia Astrada, Salomé Mendieta y Julián Zúccaro 2ºA

Ciudad de la furia – Por: Cecilia Astrada, Salomé Mendieta y Julián Zúccaro 2ºA

Una oscura realidad acecha al partido de Moreno, los casos de delincuencia van en aumento y dejan víctimas fatales. Desde el municipio, los vecinos no encuentran respuesta.

La zona oeste del conurbano bonaerense siempre ha sido noticia por los casos de inseguridad. Sin embargo, la pandemia agravó la situación del Barrio Cuartel V, en el partido de Moreno, donde crecen los delitos y reclamos por mayores medidas de seguridad.

El barrio se encuentra en el límite de las localidades de Moreno y José C Paz, quizás por eso es “vía libre para los delincuentes” como señalan los vecinos. Ellos ya no pueden confiar ni en las autoridades policiales, ya que hace poco se reconoció a una mujer policía que se desempeñaba en el Comando de Patrulla y robaba en comercios junto a su novio y un amigo.  

Ni el aislamiento social detiene a la delincuencia, y en Cuartel V los vecinos piden a gritos protección e  iluminación en las calles para mayor seguridad. “Estamos cansados de que la gente de la municipalidad y la policía no nos atiendan – coinciden-. “No podemos salir ni al mercado porque justo ahí no hay ni una luz y se aprovechan”.

El mayor temor pasa porque les quiten sus vidas, como ocurrió en junio con la joven Débora Ríos, a quien asaltaron y mataron brutalmente, camino a su trabajo de playera en una estación de servicio. O como el caso de otra vecina que quedó viuda luego un robo mientras descansaban: “Le pegaron con un porcelanato en la cabeza porque quiso evitar el robo”.

En busca de una respuesta directa “ISPeD Noticias” se comunicó vía telefónica con la intendente del partido, Mariel Fernández. Al cuestionar sobre el accionar que tienen los  efectivos policiales y el aumento de delitos por robo a mano armada durante la cuarentena, respondió: “En tiempos de pandemia, con el aislamiento, hay más casos de violencia doméstica y delincuencia”. No obstante, haciendo énfasis sobre el caso de Débora Ríos, Fernández señaló: “Estamos trabajando en ello, hay que fortalecer las zonas de riesgo y seguir trabajando en conjunto”.

Mientras las cifras de víctimas van en aumento el temor de los vecinos por la impunidad que acecha en Moreno crece a ritmo acelerado. La representante del distrito cree poder encontrar una solución ante la problemática con el correr de los días, pero el tiempo para los ciudadanos de esta zona se agota. No solo son vecinos quienes fueron asaltados, sino que cuentan con la triste realidad que algunos de ellos perdieron la vida

Deja una respuesta

WhatsApp chat