Critica a “Joker” (Película del 2019) –Por Tomás Ivaldi 3º B

Critica a “Joker” (Película del 2019) –Por Tomás Ivaldi 3º B

Dirigida por Todd Phillips, “Joker” recrea una Gotham inspirada en las más viscerales ciudades estadounidenses de la década del 80. La ambientación lúgubre complementa a la perfección la atmosfera sombría que representa a tan entrañable villano de la franquicia del murciélago. La desdichada vida da Arthur Fleck sirve para conocer la antesala de la figura que terminaría encarnando en un futuro no muy lejano. La capacidad actoral de Joaquín Phoenix a la hora de transmitir la desesperación por la cual pasa su personaje es excepcional, además de permitirnos empatizar fuertemente por momentos con él.

En palabras del mismo director, el filme toma inspiración en una de las más increíbles obras de culto del gran Martin Scorsese, “Taxi Driver”, que ambientaba una oscura ciudad de New York en los años 70. De modo que no es la primera vez que se experimenta este tipo de largometrajes en la historia del cine contemporáneo.

La ejecución de los actos ha sido la correcta, respetando la clásica sucesión de “Planteamiento, Desarrollo y Desenlace”. Siendo preponderantes dos puntos de inflexión claves. El primero de ellos retratado en la escena del tiroteo en el tren, abriendo así el segundo acto de la trama. El segundo como consecuencia de conocer su verdadero origen y los actos que ha cometido su madre en contra de su propia integridad, con lo cual comienza el tercer acto. El acto del clímax, el cual llega cuando nuestro protagonista asiste como invitado al programa de televisión, cuyo conductor es interpretado por Robert De Niro, y se desata el caos social. Es a partir de dicho clímax que la obra ingresa en la Resolución.

Todos los sucesos tienen un porqué, el cual es, como bien detallaba al inicio de dicha critica, el contexto de la ciudad donde todo se ambienta. La sociedad, el clasismo, la lucha entre la clase obrera y los empleadores. Ese trasfondo se ve aun más palpable en el momento que Arthur deja de tener subsidio estatal y, por ende, deja de tener acceso a su medicación. Como desencadenante, por culpa de dicha situación, es el mismo protagonista quien asesina en el subte a tres empleados de la empresa mas adinerada de Gotham, cuyo nombre es Wayne. Y dicho suceso es el que toma relevancia en los medios para que tras bambalinas se orqueste el clímax final, siendo ya nuestro “nuevo” Joker quien represente dicho movimiento como su “héroe”.

Las referencias con el mundo del “Caballero de la Noche” han estado. Hasta cierto punto interesantes, lamentablemente opino que, en el tercer acto, y mas puntualmente sobre el final, fué algo forzada la inclusión de los orígenes de la conversión del Bruce Wayne en quien conoceríamos como “Batman”. Ya que el filme tiene material de sobra para brillar por si mismo sin la necesidad imperiosa de tantas referencias a productos conocidos.

Las bandas sonoras han estado acordes con la ambientación, por motivos obvios no debían ser totalmente estridentes salvo contadas excepciones, como la escena cuando baja las escaleras.

Joker es un gran filme que ha mantenido la clásica estructura de toda obra separada en tres actos. La ambientación representa a la perfección, el mundo adverso y lúgubre que acosa al protagonista hasta el punto de ser indirectamente la causa de su presunta transformación. Las bandas sonoras no fueron el plato fuerte del mismo, y las referencias al mundo de DC Comics han estado en su mayoría bien presentadas salvo en el tercer acto, donde si ya se siente una saturación de contenido que, de no haber estado, no hubiese cambiado la relevancia de la escena en sí. Una gran obra que puede ser disfrutada tanto por los conocedores del mundo de los Súper Héroes y de los cómics como de quienes estén totalmente ajenos a ello.

Calificación: 95/100

Tomás Ariel Ivaldi – 3°B ISPED – Turno Noche.

Deja una respuesta

WhatsApp chat