Incoherencias de estación – Ezequiel González del Mónaco Docente y Graduado ISPED

Incoherencias de estación – Ezequiel González del Mónaco Docente y Graduado ISPED

  En el afán de aportar mi granito de arena para una sociedad mejor, traigo a colación una de las tantas incoherencias que tenemos los argentinos y debemos resolver con urgencia. Nos dividimos, casi a partes iguales, entre la banda del verano y la del invierno pero a la única estación del año que saludamos es la primavera. La verdadera grieta que nos separa y causa odio por doquier carece de argumentos válidos para sostener el porqué de dos grupos y no cuatro, dejando afuera al otoño y la bien recibida antes mencionada. Si Vivaldi estaría vivo esto no sucedería, no entendimos nada de su legado, perdonanos.

  En primera instancia es clave hacer un cambio radical: dejemos que todas las estaciones tengan su equipo. Como siempre los argentos vamos de blanco a negro sin escalas. Nos olvidamos los grises, siempre. Ya no creo que sea casual sino todo lo contrario, causalmente. ¿Se imaginan el tren de Lemos a Lacroze sin parar? Lo tomarían muy pocas personas. El auto, de 1ra a 5ta sin escalas. Habría más accidentes (mientras sigan aplaudiendo a los pilotos). Del jardín a la universidad, más brutos todavía, no lo puedo imaginar… Entonces, paremos la pelota. Dejemos de buscar polos opuestos todo el tiempo y hagamos lo correcto: usemos puntos medios, estaciones, cambios, grados, como quieran llamarlo. Pero usémoslos que están ahí, intactos, inactivos. Basta con el argumento berreta que te presiona para estar en uno u otro sino “sos un tibio”. A esos molestos les pregunto: ¿cómo te gusta el mate? Si la repuesta es distinta a 0°C o 100°C que no me dirijan la palabra, que se autoflagelen y luego (juicio de por medio) intentamos reinsertarlos en la sociedad. Empecemos a solucionar las pequeñas cosas para ir mejorando día a día. Por lo pronto me uno a la banda de la primavera, obviamente sin saludarla, tampoco la boludez.

Deja una respuesta

WhatsApp chat